¡Mala suerte!


Un artículo que tenía pendiente desde hace meses y que me ha dado pereza escribir hasta ahora.. la verdad es que ahora también me da pereza, pero bueno, a ver qué sale..

Pese a que a veces me entretenga pensando en chorradas metafísicas que me hacen gracia (la influencia de la luna, los planetas y esas cosas que ni me van ni me vienen, pero que me hace gracia pensar pa entretenerme un rato) no soy una persona supersticiosa. Las cosas pasan y punto.

Así que voy a contaros algo que de alguna manera podría interpretarse como una racha de mala suerte y que sin embargo yo atribuyo a una característica básica de mi persona: soy torpe, soy muy torpe. No controlo el espacio que me rodea, debo tener algún problema de percepción o algo. así..  Esta torpeza me va a rachas también. Épocas en que me tropiezo con el más mínimo bordillo (y si no hay bordillo, con mi propio pie), tiro, rompo cosas y pongo en peligro la integridad de objetos y personas.

Hace unos meses (en septiembre-octubre del año pasado) tuve una época de éstas, en que las “desgracias” se fueron sucediendo día sí, día no.

Sábado 27 de septiembre: Decido hacer galletas de marihuana. Después de hacer la masa y las formas, pongo las galletas en el horno, con mucha mantequilla porque si no se pega (y por un fallo logístico no tenía papel de plata). Voy controlando el fuego y como está bajito, parece que va despacio así que me relajo. Me hago un porro, me lo fumo y cuando voy a mirar las galletas, están un poco quemadas. Las saco del horno e intento salvar las galletas que no se han incinerado. Cuesta sacar. Con la mano derecha agarro un cuchillo potente para rascar las galletas mientras con la mano izquierda sujeto la bandeja por la esquina. Una galleta se me resiste, insisto con el cuchillo y bastante fuerza. La galleta cede, el cuchillo resbala en la superficie de la bandeja y me atraviesa 3 centímetros la palma de la mano. Empiezo a dar saltos en la cocina para evitar gritar, arranco el cuchillo, me lavo con agua y una vez estoy más calmada compruebo que si aprieto alrededor de la herida, por el agujero sale una masa viscosa de carne. No sé por qué, pero algo me agrada en la imagen de las tripas saliéndome por la mano y me preocupo y pienso que se me va la pinza demasiado. La noche siguió adelante y al final acabé en el hospital (que estaba al lado de casa) dónde me dieron 3 puntos y se pensaron que me había liado en una pelea entre bandas callejeras (debe ser común en la zona.. bueh, podría serlo…)

Cuasiamputación

Cuasiamputación

Lunes 29 de septiembre: Empezaba ese día a dar clases de inglés (prefiero llamarlo “acompañamiento en el proceso de aprendizaje de inglés”… que suena más progre, más pedante y menos autoritario) al hermano del sr. Anouk. Como su colegio estaba cerca de mi casa, acordamos que vendría a comer a casa y luego haríamos la clase.  Opto por lo más fácil, macarrones. Una vez están cocinados, voy a tirar el agua sobrante de la pasta, me hago un lío extraño y se me cae todo el agua hirviendo en el brazo.

Miércoles 1 de octubre: Estoy en casa de un amigo, echándome la siesta en el sofá, cuando me despiertan unos golpes muy fuertes, miro y resulta que la policía acaba de reventar la persiana y está entrando en la casa. Voy corriendo al piso de arriba a ver qué cojones pasa, me asomo por la ventana y veo un dispositivo policial formado en su mayoría por secretas mal camuflados, intento hacer fotos pero no hay manera. La policía sube al piso, nos ordena bajar a la planta baja y allí nos informa de que nos detienen. Paso la noche en comisaria, me escuecen los puntos de la mano, creo que la herida está infectada y además tengo un ataque de asma muy fuerte. Acabo en el hospital enganchada a una mascarilla que me mete un chute de ventolín que me deja más alelada de lo que estoy normalmente y me vuelven a llevar a la celda. Me aburro mucho, solo me acuerdo de dos canciones  (y eso que me sé la letra de casi todas las canciones del universo [exageración]) y estoy sola en la celda. Al día siguiente nos llevan al juzgado, nos hacen declarar (todo muy raro) y me dicen que firme no sé qué. Me lo empiezo a leer, me dicen que no hace falta, indico que “no me fío de nadie”, la jueza se rebota, me mira mal y me dice que en la justicia hay que confiar, que para qué van a mentir. Y me reafirmo. Y si había una posibilidad de que la jueza se pusiera de mi parte, ahí se esfumó. ¡Bocazas!

Viernes 3 de octubre: De vuelta a casa después de dos días muy raros, estoy cocinando “nuggets” (esos trocitos de carne de vete a saber tú qué, grasientos y aceitosos que en estos momentos me dan asco pero que en su momento me engancharon) y no me acuerdo de lo que pasó, pero me cayó bastante aceite hirviendo en la mano.

La semana siguiente (no recuerdo el día exacto): Un compañero de la casa y yo, nos ponemos en mi cuarto a ver monólogos por internet, él se queda dormido y yo a medias. Muevo la pierna, mi pierna mueve la manta, la manta mueve la botella de agua, que casualmente no tiene tapón y ésta cae y vierte todo su contenido encima del portátil de este chico. Oigo el pum! Apago el portátil bruscamente y lo desenchufo. Mantuve la esperanza de que el ordenador lo superara, pero la esperanza no sirve de nada nunca, y menos en casos que no dependen de la actitud que tengas.

Si se ha jodido, se ha jodido.

Voy al banco y saco todo mi dinero (340 euros) y se los doy al chico, así que estoy sin un duro (si quieres conocer el “curioso caso del compaq presario maldito” pincha en esto que está subrayado)

————————————————

En resumen, unos días en qué la luna y los planetas se confabularon contra mí ¡malditxs!.. o unos días en que mi torpeza se manifestaba de manera insistente.

Alejaos de mí y alejad también vuestras cosas, vuelvo a estar torpe y me voy tropezando por doquier, quién sabe cómo puede acabar esta racha..

“Doquier”…. me gusta como suena esta palabra.. “Doquieeeer”..

También podría ser el karma… Aproximadamente una semana antes de que todo esto empezara, se rompió la maldición que me obligaba a mantenerme en estado de abstinencia sexual, así que supongo que el cosmos pensó que si no podía joderme por la vía del follar, me iba a putear de otra manera.

He dicho.

Doquier.

Anuncios

8 pensamientos en “¡Mala suerte!

  1. Buenísimo!!! jajajaj

    Lo más jodido es lo del pc, por eso lo dejaste para lo último. O_o Duele de leerlo.

    Oye, no dejes de escribir, eh?
    Es buena suerte que lea cosas como estas. xDD

    y SUERTE!!
    ({)

  2. Acabo de encontrar tu blog linkeando por ahí (ya sabes, de blog en blog..). Buenísmo. A mi novia a veces le pasan cosas parecidas, quiero decir, rachas de mala suerte (y mira, casualmente hoy le ha llegado una multa por exceso de velocidad, la semana pasada habia perdido la cartera, se le estropea el coche cada dos por tres..). xDD. Ánimo!

    http://iskah-sex.blogspot.com

  3. Ánimo, suerte… vaya.. gracias!

    Hide: Exactamente. Creo que lo del portátil fue el cénit de la torpeza y de ahí fue bajando. Se me olvidó comentar (porque no soy capaz de ubicarlo espaciotemporalmente) que durante ese verano-otoño me jodí dos veces la misma pierna – accidentes biciclísticos – y me caí rodando por unas escaleras de lo que se derivó una costilla con fisuras. Merci Hide, me haces de reir 😛

    Iskah: Gracias por los ánimos y el “buenísmo” 😉 ¿Le puedes preguntar a tu novia si esto se contagia? ¿A tí te ha pasado algo por estar con ella? aish, qué miedito, ahora no tengo dinero para pagar más cosas rotas…

  4. ¿Sabes? Yo tengo la teoría de que soy la persona más gafe del mundo, o si no, estoy entre las 5 primeras.

    Me he sentido realmente identificada con esta entrada xd-para mi desgracia-.

  5. Y apareció el típico testigo cabrón sobornado por las fuerzas del cosmos y resentido por un portátil roto de nada, para hacerme quedar mal.. 😛

  6. Hola de nuevo! Pues mira, respecto a tu pregunta de si se contagia, de momento a mí no me ha pasado nada raro. Es más, es curioso que casi siempre a ella le pasan cosas malas cuando a mí me pasan cosas buenas (aunque sean mini-cosas). Así que no sé chica… de momento no se pega!! xDD.

  7. Pingback: Working as MOCHILA(wo)MAN « PaLaBRa de LaGaRTiJa…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s