[Especial] Cosas escritas hace años (I)


Actualización chorra.

Inauguro nueva sección “Especial” dónde colgaré lo que me de la gana que vaya a tener continuidad (esto es, que vaya a haber varias partes). El primer Especial trata sobre “Cosas escritas hace años” (Más concretamente entre los 15 y los 17)[Se nota mucho que no me da la cabeza pa escribir algo decente y tengo que tirar de lo que escribía cuando era más pequeñita?]

DESCRIPCIÓN EXTRAÑA

La luna brillaba en lo alto del cielo, rodeada de un anillo de luz radiante. Un par de pequeñas y luminosas estrellas resplandecían a su lado como temerosos de acercarse al halo de luminiscencia que irradiaba el astro.

Un pequeño puntito parpadeaba a su derecha e iba desplazándose progresivamente. Pensó que debía ser un avión.

Mientras contemplaba todo este “espectáculo”, dio un repaso a su vida. Ese extraordinario panorama invitaba a reflexionar sobre temas vitales y banales, pero sus pensamientos se disiparon al bajar la vista y ver las luces iluminando la periferia de la ciudad. Desde ese balcón podía verse decenas y decenas de pequeñas luces iluminando las grandes autopistas, las carreteras, los puentes y demás infraestructuras de la urbanización.

Multitud de edificios dibujaban su silueta en la lejanía y se extendían a lo largo y ancho de aquel lugar, cada uno diferente del otro, incluso de diferentes colores. Tanto, que podían vislumbrarse edificios verdes y rosas, allí, cerca de las vías del tren.

Conforme iba bajando la vista, el escenario iba cambiando. Así, cuando sus ojos se acercaban hacia el lugar en que estaba situado, se encontró observando las fábricas que había delante de su casa. Esas enormes naves industriales que, tras un intenso día de trabajo, lograban, por fin, descansar unas horas antes de que los primeros rayos de sol empezaran a vislumbrarse en el horizonte, hora en la que sus ruidosas máquinas volverían a ponerse en marcha.

Era la 1 de la madrugada y no hacía otra cosa que mirar el paisaje metropolitano… se sintió algo estúpido, así que se dirigió hacia su habitación y se dispuso a enfrentarse a una nueva jornada nocturna, pensando en los contrastes paisajísticos que podía observar desde el balcón de su pequeño piso en una ciudad cualquiera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s