Algo está pasando…

El miércoles, después de una reunión con amigos de la que salí algo “alterada”, volvía a casa en metro, cuando subieron al vagón una pareja de chicas que se reían mucho. Se me antojó imaginarme que eran lesbianas, para hacer el viaje, al menos en mi cabeza, más interesante. Sin embargo, algo sucedió mientras observaba a las chicas (que parecían llevar encima un cóctel psicotrópico más fuerte que el mío). Miraban a un chico con pinta de modernillo-estirao y se sonreían. Me fijé en el chico. Estaba completando un Cubo de Rubik.

Le daba vueltas y vueltas y ¡zas! una cara entera, ¡zas! dos. Me pareció curioso que el tipo se pusiera a hacer el Cubo de Rubik ahí en el metro, y además, ya empezaba a llamar la atención de más gente en el vagón. Aparqué mis pensamientos lascivos a un lado, y observé al chico. Seguía a lo suyo, quizás ignorando que estaba siendo el centro de atención del vagón, o quizás orgulloso de haber conseguido convertirse en eso mismo.

En algún momento, decidió que había llegado el momento de reponer fuerzas… ains.. ¡el reposo del guerrero! Así que sujetó el Cubo entre sus rodillas, abrió su mochila, y sacó una fiambrera. La abrió cuidadosamente, sin prisa, y sacó una galletita que desapareció después de 2 mordiscos. Con la misma parsimonia que antes, cerró la tapa de la fiambrera y las sustituyó por el Cubo entre las rodillas. Y así, con las fuerzas recuperadas y con las piernas en posición graciosa para que la fiambrera no se cayera, continuó con el cubito. En el estado en que estaba yo, todo aquello me parecía muy gracioso y estaba conteniendo la risa a duras penas, mientras miraba a las chicas, que se decían cosas con la mirada. En cierto punto del proceso, nuestro modernillo se agobió y en un gesto de impotencia o decepción, miró al cubo y movió la cabeza hacia los lados, negando, como si perdiera la esperanza, la fé, los ánimos y el tiempo en una gesta que no podría consumarse.  A mí me pareció divertido imitarle y mirarle a él con esa misma expresión de decepción mientras decía con la cabeza “nonono”. Pero ¡no se rindió! Siguió dándole vueltas con pasmosa calma y, 20 segundos antes de que el metro llegara a la estación en la que ambos bajábamos, el cabrón lo acabó, hizo un juego de manos con el Cubo de Rubik. lo guardó en la mochila, y se bajó del vagón. Esto fue en la línea 5 del metro de Barcelona.

Me pareció divertido y pensé en escribir un post, pero decidí dejarlo para más tarde. Cuando lo decidí no tenía ni puñetera idea de que al coger el metro esta tarde, la línea 9 o 10, no lo sé muy bien, me he ido a sentar, justamente, delante de un chico, diferente al otro, más joven, dándole vueltecicas al dichoso Cubo de Rubik, aunque este sólo ha conseguido hacer 2 caras antes de llegar a la estación.

¿Qué narices está pasando?

¿Casualidad?

¿Se ha puesto de moda entre la gente cool?

¿Es una campaña de marketing encubierta para reflotar las ventas de Cubos de Rubik?

¿Es una especie de secta o hermandad o grupo de frikis, que hacen esto para llamar la atención de la gente?

Si es eso, ¿con qué objetivo? ¿captarles, saber si son lo suficientemente inteligentes para resolverlo y entonces sorberles el cerebro y conservarlos para implantárselos a los androides que sus sociedades secretas, en conjunto, están preparando para enfrentarse a la humanidad y demostrar que tenían razón con todo eso del Apocalipsis?

¿Se me está yendo cada vez más la cabeza y estoy empezando a soltar estupideces?

La respuesta a todas las preguntas…¡Quién sabe! Quizás nunca lo sabremos, o quizás sí. Lo único que sabemos es que: algo está pasando con los Cubos de Rubik.

Buenas noches días.

Homenaje a Pepita

Pepita, Pepi, Condesa o Sra. Josefa cuando estaba rabiosa. Da igual cómo la llamaras, esa bicha no te hacía ni caso. Arrogante, altiva, orgullosa, rencorosa y amargada… pero a mí me gustaba, la quise y llegué a ganarme su cariño después de unos cuántos meses cuidándola – sobre todo a raíz de la muerte de Elius – Gordo (su amiguito) en aquella casa triste y oscura.

Siempre de un lado para otro, al final, consiguió estabilizarse en Santa Coloma, dónde ha convivido (a buenas, o  a malas, depende del momento en que la pillaras) con un montón de gente y animales (con los animales solía ser a malas) y ha sido tratada de una manera u otra dependiendo de sus compañeros de piso-cuidadores.

Hoy ha sido el último día de vida de esta gatita presumida. Tenía cáncer, anemia, y pus en los ojos y la han sacrificado.  Por lo menos se la veía más espabilada que cuando yo cuidaba de ella, la calle le hizo tanto bien como mal. Era previsible que pasara, sus últimos cuidadores la relegaron al patio, dónde se relacionaba con una colonia de gatos enfermos y hambrientos de los que me estuve encargando una temporada cuando vivía allí.

Tenía el proyecto de llevármela de allí (suponía que la “dueña” no iba a poner impedimentos) cuando me fuera de casa.

Tarde.

En fin, al menos ahora no tendrá que aguantar este frío invernal en la calle y habrá dejado de sufrir, pobrecica, a saber cuánto llevaba con cáncer…

miau.

Por Cajones

Hace tiempo, en una fiesta, se nos acercó un chico y estuvo un rato hablando con nosotros, cantando y bebiendo y nos dijo que estaba en un grupo llamado “Con dos cajones”. Creo recordar que me dio su “feisbuk” y mantuvimos una breve conversación por ahí días después, cuando recordé que ya me habían hablado del grupo y que un conocido es uno de los guitarristas.

Así que me quedé con curiosidad y por casualidad, un día, vi que hacían un concierto en el bar “Inercia Vice” y que habían cambiado de nombre, pasando a ser “Por Cajones“. Convencí a un amigo para ir y estuvimos allí solo la primera parte por problemas de salud de mi acompañante, pero lo que vi me gustó mucho. Eran buenos. Tocaban mejor que muchos otros grupos a los que había ido a ver y tenían carisma. Me quedó pendiente volver a ir a verlos, pero dejaron de hacer conciertos en ese bar y al final se me pasó.

Hasta que, hará un mes, estaba aburrida aquí en casa, sin saber qué hacer, queriendo salir de fiesta, mirando las agendas de eventos que suelo mirar sin encontrar absolutamente nada y me encontré en el Facebook de Por Cajones con que había un concierto suyo en el Patio Cordobés del Poble Espanyol. Imprimí flyers para todo el mundo y fuimos a verles. Tremendísimo. Repitieron varias veces las mismas canciones, pero no importaba, ya nos las empezábamos a saber y nos gustaban.

Además, los del grupo se nos acercaron más de una vez, en los descansos, para darnos las gracias por haber ido a verles, cosa que no tenía ningún sentido porque, a mi parecer, las gracias se las teníamos que dar nosotrxs por la estupenda noche que nos dieron (y más de una se quedó con las ganas de darles las gracias “personalmente”). Hablando con el cantante, nos dijo que estábamos invitados al concierto que daban el día 30 de junio en la sala Apolo 2, ¿y cómo no íbamos a ir?

La actuación en el Apolo 2 fue buena, aunque no tanto como en el Patio Cordobés, pero eso son cosas de una, que no le gustan las aglomeraciones y aquello estaba a punto de reventar de la cantidad de gente que había. No cabía ni un alfiler (esto es una metáfora, un alfiler siempre cabe, otra cosa es que te pinche). Tuvieron invitados sorpresa, así que pudimos ver a los chicos de Por Cajones cantando con Sito Barbero de “Jaleo Real“, con Dani Txarnego de “La familia rústica” (a estos no los conocía) y con Peret Reyes del dúo “Chipén” y estuvo muy muy bien.

Os dejo con algunos vídeos que se han subido a internet de sus actuaciones.

QUÉ MALA SUERTE LA MÍA

VOLAO

y aquí os dejo unos cuantos links a más vídeos, que no quiero saturar esto:

Por Cajones – Políticamente in (Apolo 2)

Por Cajones a l’Apolo 2 (1/4)

Por Cajones a l’Apolo 2 (2/4)

Por Cajones a l’Apolo 2 (3/4)

Por Cajones a l’Apolo 2 (4/4)

Y otras actuaciones que han hecho:

“Vivo de Luna” en el programa de Toni Rovira

“Riguillo Internacionalista” en les Festes Populars a Esplugues

Concert “Con 2 cajones” (Se oye un poco mal)

No sé cuando será el próximo concierto de este pedazo de grupo, pero tenéis que ir… ¡Por Cajones! (sí, sí, lo sé, muy original la bromita.. )

SEMIRELATED POST: Puto Periodo (Spam by the face)

No sé ligar

En la discoteca

En el disco bar

No sé qué me pasa

Que no se ligar

Algo de repente

Pronto me va mal..

Aerolíneas Federales.

Esto está mal. Estoy hasta las pelotas, los ovarios, la coronilla y el coño. Los tiempos de bonanza sexual acabaron con la llegada del verano (y su consecuente hiperalteración hormonal), y si para una persona normal es jodido, para una cuasi ninfómana lo es bastante más. Todavía más teniendo en cuenta que aunque sea una salida, pervertida, o lo que me queráis llamar, soy tímida, rancia y antisocial. No me gustan las discotecas, no me gusta la gente en general, no me gusta el rollo del tonteo, el ligoteo y todas esas historias que – quieras o no –  son necesarias antes de echar un polvo. Tampoco prefiero el rollo “a saco” de que te venga un desconocido en plan marrano y con mirada de “te follaría” y ya está. No busco nada ni serio, ni bonito, ni nada así, simple sexo, pero con alguien con quién tenga “buen rollo” (y eso tampoco es fácil, soy un poco amargailla).

Pero, por hacerle un favor a mi señora vagina, cada vez que salgo de fiesta, intento hacer de tripas corazón, me fuerzo a estar sociable y a bailar (creo que puedo contar con los dedos de una mano las veces que he bailado estando de fiesta, no me gusta, no se me da bien, suelo sentirme estúpida y ridícula y .. mal.. Pero hagamos de tripas corazón de nuevo y hagamos el imbécil y bailemos y si te sientes payasa, pues te ríes, qué coño.)

Y a pesar de todo.. nada. Joder, no es que sea una tía buena que te cagas, pero creo que soy pasable… Cuando empecé a “buscar” más activamente, me encontré con que me miraban.. miradas lascivas en algún caso, simpáticas otras, pero sólo miradas. Ni un acercamiento, ni una palabra, ni un roce, ni nada. Que sí, que podría acercarme yo, pero todavía no he llegado a tal punto, la antisocialidad me acaba ganando la partida.. Pero es que lo que me está pasando de unos días para aquí ya no tiene nombre. Me disfrazo de persona sociable y salgo de fiesta, se me acercan, y aunque me interesen, no sé qué cojones hago, qué digo, por qué me puteo a mí misma, pero les hago creer que paso de ellxs y se van… ¿resultado? dRky vuelve a casa sola, cachonda y pensando “otra puta noche igual..”. Esto no quiere decir que no me lo haya pasado bien, pero faltan cosas que son muy importantes, imprescindibles, para el buen funcionamiento de mi cerebro. Esas expresiones tan típicamente machistas y retrógradas de: “a esa lo que le pasa es que está mal follada” o “es que necesita que le desatasquen las cañerías”, aplicadas a mi persona, cobran sentido.. en apenas 3 días sin sexo empieza la escalada de terror y ya van muchos días… muchos más días sin un polvo decente. Ains.

Cosas de la lengua

Hoy, al salir de trabajar, he sido consciente de algo que me ha dejado un poco inquieta… supongo que es la manía de querer entender todo lo que pasa en el interior de este casco de hueso. No, no voy a ponerme profunda, suficiente tuve con la cancioncita del otro día (es que cuando me baja la regla me pongo sensiblona argh).

Mis padres son de habla castellana, por lo que mi idioma materno es el castellano. Empecé a aprender catalán desde pequeña, aunque en casa hablaran en castellano y me comunico perfectamente (bueno, depende del día, pero eso también me pasa con el castellano…). A los seis o siete años, mi madre empezó a enseñarme inglés con canciones y juegos, lo cual me predispuso para tener facilidad para ese idioma. En el colegio, a los 14 o 15, empecé a estudiar francés, pero no me acuerdo de casi nada y no es un idioma que me gustara… luego en el bachillerato hice latín….Vale. Hasta ahí normal.

También es normal que hablando desde tan pequeña tanto catalán como castellano, mezcle los idiomas a veces a propósito y por freakada (hay palabras o expresiones que me gustan más en catalán y las digo como me da la gana) y otras porque sí. También es normal (aunque no “correcto”, todavía más teniendo en cuenta lo tiquismiquis que soy) que envie smss y mails en los que en una misma frase hay cosas en castellano, catalán e inglés.

Siguiendo con este rollo de la normalidad, también es normal que una misma persona (en este caso: yo) pueda pensar en diferentes idiomas, dependiendo del contexto (alguna vez me he encontrado a mí misma pensando en inglés y he flipado, pero es normal.)

Normal es que cuando estás expuesta a un determinado acento, se te acabe pegando. Hay gente que tiene más facilidad para esto y supongo que, por el momento, puedo considerarme una de esas personas.

Pero, ¿es normal pensar en otro acento? me he pasado toda la tarde hablando en el trabajo con una chica argentina la mar de maja (pero de la que no me acabo de fiar) y me he dado cuenta de que aunque yo le hablaba con acento castellano (con tendencias catalanas, gallegas o vete a saber tú qué depende del día)  pensaba en “argentino”. Y  me salía un acento de puta madre, oye,  pero soy incapaz de mandarle la orden correctamente a las cuerdas vocales. Pensaba: “me podés axudar a poner esto acá” y decía: “me pues ayudar a poner esto acá”. Y así toda la tarde… No sé. a mí me parece raro, he googleado y no he encontrado nada, tampoco he buscado mucho, pero me gustaría saber si a alguna de las personas que lea este artículo, le ha pasado en algún momento.. supongo que sí, pero es que no es una cosa que se te ocurra comentar así porque sí, a no ser que seas una rayada como yo.

No sé, me hago gracia…

La palabra "interactuar" no está en el diccionario

Aviso
La palabra interactuar no está en el Diccionario

(Diccionario RAE)

Pues eso, me he encontrado con que el corrector ortográfico del OpenOffice no reconocía la palabra “interactúan”, he buscado en internet (yo estaba segura de que se escribía con tilde, pero nunca se sabe…) y resulta que la palabra no existe. Según leo en el blog de Bruno Unna:

Las cosas no interactuan:

¡Sorpresa!

Hoy he aprendido que no existe la palabra «interactuar». Lo simpático del asunto es que inclusive me atreví a corregir a alguien porque usó el término «interaccionar». Luego fuimos a la RAE y tuve que comerme mis palabras.

Qué cosas…

Pues… de acuerdo con la Real Academia Española de la lengua, la palabra «interactuar» simplemente no existe. La palabra correcta es «interaccionar».

Hay que joderse con la RAE. Una cosa es normalizar el lenguaje para que más o menos nos entendamos todos mejor (con todas las trampas léxicas, y tonterías ortográficas que ello representa) y la otra es eliminar del diccionario una palabra tan extendida… (según leo en uno de los comentarios, la dejaron fuera). Se supone que estos personajes no se inventan el idioma, si no que estudian el uso que se hace de él y lo estandarizan.

No es que me mosquee, pero me deja un poco a cuadros.

A parte de eso, la palabra “interactuar” es más bonita que “interaccionar” y si me pongo a pensar en plan pedante-insoportable-lingüista, creo que incluso es más apropiada, al fin y al cabo este verbo se utiliza, básicamente, para indicar que una persona se “relaciona activamente” con algo o alguien.. La gente no se acciona, se accionan las máquinas, la gente actua. Y, mientras de alguna manera, al decir “interactuar” estás dándole un papel activ0, recíproco, a aquello con lo que “interactuas”, el verbo “interaccionar” me da más sensación de jerarquía, de “acción sobre algo” más que de “acción con algo”.

Ya está..