[Sectas] Asociación Reto a la Esperanza

Hace un tiempo, cuando este blog aún estaba alojado en Blogia, escribí una entrada entre lágrimas, pues acababa de despedirme de una buena amiga que al parecer ingresaba semivoluntariamente en un centro psiquiátrico en Valladolid. Sin embargo, al poco tiempo de escribir el artículo, me enteré de que no estaba en un centro psiquiátrico, si no en un centro de desintoxicación religioso.

Como ya expliqué, Moon tenía sus “cosas”, pensamientos extraños y bizarros motivados por vete-a-saber-tú qué extraños procesos mentales. Un día explotó y decidió irse a un supuesto centro de desintoxicación, porque se lo recomendaron (a pesar de que ella no tenía ningún tipo de adicción).

¡Bienvenidxs a Reto a la Esperanza!

BIEN, PRIMERO QUIERO DEJAR CLARO QUE YO NO HE VIVIDO LA REALIDAD DE ESTE LUGAR Y ME LIMITO A PLASMAR LAS EXPERIENCIAS QUE HE IDO RECOGIENDO A PARTIR DEL INGRESO DE MOON, ASÍ QUE SI VUESTROS COMENTARIOS VAN DIRIGIDOS CON LA INTENCIÓN DE RECRIMINARME ESO, NO HACE FALTA..*

Una vez supe que se la llevaban a un sitio que se llamaba “Reto a la Esperanza” en Valladolid, me puse en contacto con una amiga de allí por saber si lo conocía – ya que ella se movía en el ambiente socio-sanitario. Efectivamente, había oído hablar, y les ha visto pasar con el camión recoge-muebles por delante de su casa. Lo que me dijo fue que explotaban a los internos haciéndoles recoger y reparar muebles y cosas de segunda mano y que conocía a un señor que estudiaba con ella, que conocía a gente que había pasado por ahí e intentaría ponerse en contacto y preguntarle.

En internet, a parte de la propia página web de la asociación, y de referencias del tipo páginas amarillas, no encontré ningún testimonio de nadie que hubiera estado dentro y contara su experiencia. Entré en su página web: asociacionreto.org , que empieza con una introducción fotográfico-músico-mística, que pretende inspirar tranquilidad y paz espiritual (y que a mí me da escalofríos) y contiene una especie de declaración de principios en la que dejan clara la intención evangélica del asunto y explican cómo se supone que funciona el proceso de ingreso en el centro y el proceso de rehabilitación.. y como llevo tiempo inquieta con el tema de las sectas y, no sé por qué, soy sensible al tema, ciertas cosas no me gustaron un pelo. Así que busqué “secta” y “reto a la esperanza” y lo que encontré fue un libro de un tal “Carlos Longarela”, titulado “Las sectas destructivas y demoníacas en España” (1998-2000) en el que dedica un apartado a esta asociación, afirmando que:

“Escindido de Remar. Tanto en Reto como en Remar basan la rehabilitación en el seguimiento de la Biblia, la obligatoriedad de actividades de culto y en un concienzudo trabajo, primero en talleres de formación de oficios y posteriormente, desempeñando las labores que ofertan en el mercado.

Los toxicómanos reconvertidos en personal productivo en ningún momento reciben salario ni cuentan con seguridad social, con lo que son explotados económicamente.

La gran mayoría de los miembros no pueden elegir desvincularse del centro al no disponer de apoyo y recursos en el exterior. Lo que se ha disfrazado de obra social (recuperación y reciclaje de objetos usados para ayudar a la rehabilitación de toxicómanos) es en realidad un lucrativo negocio en expansión para los dirigentes.

Debido al desconocimiento de la magnitud de estas dos sectas, desde las instituciones se colabora de diferentes maneras: se gestiona la derivación de toxicómanos a estos centros; se propicia el cumplimiento de la condena de toxicómanos en ellos; se mantienen convenios laborales; se posibilita la realización de la Prestación Social Sustitutoria en los centros.

Según Andoni Pangua, portavoz de Askagintza (asociación dedicada a la prevención de drogodependientes en Euskadi): “Reto es una secta que capta a toxicómanos y a sus familiares, y tras sacarles de la droga los explotan en diferentes trabajos. Carecen de médicos, psicólogos y personal especializado para atender a los adictos”.

Avisé a Moon (y por ende a la Asociación Reto a la Esperanza, puesto que interceptan el correo entrante y saliente) de que iba a Valladolid. Fui  y allí hablé con el compañero de clase de mi amiga, era un hombre de unos cincuenta años, que aunque se había rehabilitado en “Proyecto Hombre” conocía a gente que había pasado por “Reto a la Esperanza”.

Él me contó que a parte de trabajar para ellos de manera gratuita, sin estar asegurados (para cubrir gastos, obviamente, el “tratamiento” es gratis), obligan a los internos a asistir a celebraciones y actos religiosos – no al principio, pero sí con el tiempo (fijan el periodo mínimo de los “tratamientos” en unos 6 meses) – ,  intentan convencerles de que no sólo tienen que vencer a las drogas, si no de que están poseídos, tienen el demonio dentro y ellos tienen que sacárselo,  y son escoltados de manera permanente durante los primeros meses por una persona de la secta, a la que llamó “sombra” (qué sutil). Además, en caso de decidir marcharse del centro, mucha gente recibe presiones psicológicas y ataques a su integridad, llegando a decirte que eres un deshecho humano, escoria, que no tienes a nadie porque eres una mierda y sólo puedes contar con ellos.

Todo esto se entiende una vez llegas a una de sus sedes en Valladolid, dónde tienen las oficinas. Se encuentra en una carretera que une la capital con Santovenia de Pisuerga, entre fábricas, algún que otro taller, y muchos coches. Las instalaciones eran brutales: metros y metros y metros cuadrados presididos por un gran cartel de carretera en el que se puede leer un salmo que por más que me esfuerzo no consigo recordar, pero que daba miedito. Por un lado, un descampado con una especie de desguace de coches y venta de automóviles de segunda mano, por otro lado, unas escaleras que daban a un edificio de oficinas un tanto victorianas y otro espacio en el que si no recuerdo mal había coches aparcados y que permitía el acceso al taller de tapicería y a las diversas tiendas (antigüedades, ropa de segunda mano, rastro, …) que tienen. Entré en una de las tiendas buscando a Moon, pero en su lugar había una mujer trabajando, con cara de amargada y escuchando música pop religiosa (consiste en cambiar los “baby” de las canciones normales por “Jesús”, [Cartman dixit]).

Seguí dando vueltas entre las instalaciones pero no encontré a mi amiga, así que me dirigí a las oficinas y le indiqué a una de las recepcionistas que estaba pasando unos días en Valladolid y sabía que Moon andaba por allí y quería visitarla. Se pusieron tensas y llamaron a la que dijeron era la “Responsable” de ella, una señora de unos treinta y largos, vestida de sport y de estatura media, que me puso al corriente del estado de Moon, y me dijo que se había querido ir pero la habían hecho recapacitar (textualmente), me indico cuántos inconvenientes había en que yo viera a mi amiga y que finalmente y para cerrar el caso, me dijo que no estaba, que la habían llevado a la capital.

Sin embargo tuvo tiempo para sugerirme mi propio ingreso en el centro, que tienen plazas libres y ellos pueden ayudarme, pero sobre todo me ayudaría Jesucristo.

Salí de allí caminando despacio, intentando retener toda la información subliminal que la señora me había dado, vigilando esquinas por si había alguien esperándome (mal rollo) pero se me había disparado el modo paranoia (aunque nunca está de más mantenerse alerta cuando estás en las intalaciones de una secta) y no me esperaba nadie, sin embargo sí me vigilaban desde las oficinas. Cogí la bici y me esperé una hora en las puertas del edificio de al lado, suponiendo que si era cierto que mi amiga estaba en la capital, la vería entrar en un coche o volver al centro. Pero no volvió, me cansé de esperar y allí acabó la búsqueda (no era la intención, pero finalmente fue así).

Un mes o dos más tarde, mi amiga quiso irse del centro pero le pusieron problemas y al parecer tuvo que intervenir la policía para que la dejaran salir, no sin antes recordarle que volvía con la escoria (no puedo dar muchos detalles por cuestiones de privacidad)

Efectivamente, lo único que hacían allí era trabajar y no había médicos, el tratamiento consistía en hablar de dios y su puta madre y en repetir eslóganes religiosos.

Es fascinante la manera en que una supuesta Asociación de ayuda a drogodependientes se convierte en un lucrativo negocio basado en la explotación de gente con problemáticas, aunque quizás no diste tanto de las empresas de reinserción, que dicho sea de paso, son una gran mierda también. La imagen de las instalaciones, de la cantidad de coches, ropa y objetos que allí vendían, el saber que tienen varias casas por todo el estado, hace comprender cuál es el interés en mantener allí a los drogodependientes: mano de obra gratuita, agradecida, sometida y permanentemente vigilada. Beneficios asegurados.

No quisiera acabar el artículo sin añadir algo más.

Empecé a escribir esto aún en Blogia, y como estaba en construcción, estaba guardado en borradores. De alguna manera, por un error de Blogia (otro de tantos) al buscar en google “Asociación Reto a la Esperanza” y “secta” sale ese artículo en construcción (si es que llega a cargar), que no debería salir, porque no está publicado.

Pero hubo gente que llegó al artículo y me enviaron comentarios al respecto y para ser justa, creo que debo publicarlos:

 

Fecha: 2009.05.06 19:58:05

Autor: Candido

Comentario: Yo estuve ingresado en reto burgos y es cierto lo que dice este articulo.cuando pude marcharme se quedaron con mi telefono movil ,mi ropa y mis efectos personales,los pedi y se negaron a devolbermelos.no hay dia que no recuerde lo mal que lo pase no se lo recomiendo a nadie.

Fecha: 2009.07.08 23:24:49

Autor: antonio

Comentario: Hola no se muy bien quien es el autor de este articulotendencioso y mal intencionado , a traves de el puedo obserbar varios puntos el primero es que por suerte el autor no ha tenido problema con las drogas , lo segundo es que el autor nunca ha ni tan siquiera vivitado estos centros de rehabiltacion reconocidos de utilidad publica , ¿cuanto vale a la sociedad un toxicomano? preguntale a los familiares de un toxicomano cuanto pagarian por ver  a su hijo curado y no drogado , trabajando y no robando libre y no preso , sabes autor de este articulo eso no tiene precio , lo que esta claro es que cualquiera hace un blog y escribe lo que quiere , pero si quieres ser serio se imparcial, un saludo.

Fecha: 2009.08.25 22:12:41

Autor: Nieves

Comentario: Mira una cosa.Para hablar de algo hay que haberlo experimentado primero.Esas acusaciones que haces no tienen ningun fundamento.Mas bien parecen fruto de un corazon amargado y deprimido.

Yo si te puedo hablar del centro Reto a la Esperanza, porque estuve en el.Fue lo mejor que me ha podido pasar, porque gracias a ellos conoci al que me saco de las drogas y me ha dado una vida nueva llena de esperanza, alli conoci a Jesucristo.Hoy vivo en mi casa, tengo nueva vida sin drogas.De no ser por centro Reto, hoy estaria muerta.

Ademas alli no me explotaron nunca, sino que me enseñaron a trabajar de nuevo, para quer cuando saliera a la calle de nuevo , supiera valerme,ya que las drogas te dejan totalmente separado de la sociedad.

No se si hablas asi porque estas fracasado.Pero dejame decirte que si es por eso,de verdad que en centro Reto tienes las puertas abiertas.Alli te enseñaran a vivir de nuevo, a amarte y a amar a los demas.Y lo mejor de todo podras conocer a Jesus y lo que  mucho que te ama.

Yo doy gracias a Dios por haber creado centros como Reto a la Esperanza para ayudar a personas con problemas de drogas y alcohol, donde ademas se puede conocer el amor de Dios.

Ademas conozco mas testimonios  de chicas que han salido de Reto y estan viviendo una vida nueva y feliz y con las que mantengo contacto.

Reto a la esperanza es una gran obra, es una obra de DIOS.

Al principio ,cuando yo ingrese tambien pense que era una secta, pero nada mas lejos de la realidad. Reto es un centro de vida, es un centro de Esperanza,una salida verdadera a las drogas.

Y de eso puedo hablar yo, porque yo lo he vivido.

Espero que tu encuentres tambien el camino de la verdadera felicidad.Te animo a que lo busques en Dios.

Dios te ama ,ánimo acercate a El y tendras esperanza.

Ahí queda eso…

RELATED POST: Goodbye, Moon…

La gran estafa de la intervención social

Hace mucho tiempo que quería escribir este artículo pero no lo he hecho, se me han adelantado, me han ahorrado el esfuerzo “literario” y me lo han mandado al mail a través de una lista de correo. Todo un detalle. Ahora yo lo copio y lo pego aquí.

Cuando las desigualdades sociales se evidencian con mayor crudeza y los presupuestos sociales de la Administración se ven mermados, ¿cuál es el papel de los y las trabajadores sociales? ¿Ponen paños calientes o hacen efectivos derechos básicos? ¿Es un empleo con mayores implicaciones? ¿Hay margen de maniobra para una labor crítica?

Las diferencias sociales que genera el sistema económico imperante conllevan situaciones en las que muchas personas necesitan de la solidaridad del resto. Situaciones que no han pasado desapercibidas para el conjunto de la sociedad. De esta forma, a lo largo del siglo XX, fue surgiendo el concepto de “servicios sociales”. Sin duda, una conquista histórica del movimiento obrero que con su lucha arrancó concesiones y obligó a los Estados a destinar una parte importante del dinero público a las llamadas políticas de bienestar social, como forma de redistribuir la riqueza y garantizar así un mínimo nivel de vida a todas las personas. Ésta es la base ideológica del llamado “Estado del bienestar” que durante décadas imperó en los países capitalistas avanzados.

Este sigue siendo el concepto que sobre los servicios sociales impera en el ideario colectivo. Pero bajo el modelo capitalista, incluso los grandes avances sociales conquistados tras décadas de lucha, pueden verse distorsionados, hasta volverse en su contrario incluso. Ya hace mucho que el genio literario de Orwell nos advertía del peligro de perder el poder sobre el lenguaje, ya que pensamos (y por tanto actuamos) en base a conceptos lingüísticos. Y esto es lo que ha pasado con los servicios sociales: seguimos pensando en ellos en su concepto original, pero nos han dado el cambiazo al modificar sus funciones reales, sin que nos hayamos percatado siquiera.

REALIZAR INFORMES

A día de hoy, la función principal de los servicios sociales es la elaboración de informes. Es más fácil entender lo que decimos con un ejemplo. Pongamos el caso de un niño que muestra un comportamiento conflictivo en el colegio. El orientador del centro elaborará informes sobre el niño, que finalmente elevará a la inspección educativa, donde algún técnico derivará el caso a los servicios sociales del Ayuntamiento, tras el preceptivo informe. Los técnicos municipales citarán a la familia, que empezará a ser investigada, y será objeto de nuevos informes. Desde el Ayuntamiento se hará un seguimiento del caso, seguramente a través de alguna ONG concertada para tal fin. El educador de dicha ONG elaborará nuevos informes, donde se hablará del desempleo del padre y sus problemas con el alcohol, y de la desatención que sufre el niño también por parte de la madre, que pasa muchas horas fuera de casa. El caso será derivado a la Consejería de Bienestar Social de turno, donde nuevos informes apuntarán a la necesidad de tutelar al menor por estar en situación de riesgo y desamparo. El niño irá a un centro de acogida, donde nuevos informes decidirán su futuro. Hay que fijarse en la cantidad de instituciones, ONG y recursos que se están dedicando al niño, cuánta gente está ganando un sueldo sin dar ninguna solución real a la familia. ¿Dónde está la famosa redistribución de la riqueza? Porque el padre sigue siendo un parado de larga duración y la madre sigue viéndose obligada a desatender su propia casa para atender la de los demás y ganar así algo de dinero para sustentar a la familia. Pero ahora ya no podrán ni quejarse: son objeto de investigación (y por lo tanto al menos sospechosos de ‘algo’), su intimidad avasallada y además tendrán que ser sumisos y obedientes ante las órdenes de los servicios sociales para evitar que alguien escriba en un informe aquello de ‘actitud oposicionista ante la intervención’ y no perder así definitivamente a su hijo legalmente secuestrado.

De la idea de organizar mecanismos de redistribución de la riqueza, ha surgido un todopoderoso Gran Hermano, muy eficaz como cuerpo parapolicial de control social, y muy hábil también a la hora de hacer desaparecer ingentes cantidades de dinero público entre sueldos y ‘gastos de gestión’ de las distintas ONG y fundaciones, que a los servicios sociales hace ya que les llegó también lo de la externalización de servicios. Sin embargo, la ineficacia a la hora de resolver los problemas reales de las personas a las que ‘ayudan’ es asombrosa. Por decirlo a las claras, tras la intervención de los servicios sociales, los pobres siguen siendo pobres, pero ahora están ‘fichados’ y vigilados. Es más, mientras que el enorme ejército de asistentes, trabajadores sociales, educadores, integradores, etc., crece exponencialmente, los índices de pobreza y exclusión social no sólo no disminuyen sino que tienden a crecer.

¿Podemos entonces concluir que los servicios sociales no funcionan? En absoluto. Desde el punto de vista de la clase dominante funcionan a la perfección. No sólo han sido capaces de crear un sistema tremendamente burocrático y represivo tan sibilino como eficaz a la hora de mantener a raya a la pobreza y ocultarla, sino que además han conseguido que sea económicamente rentable. Le han dado la vuelta a la tortilla y hemos pasado de la redistribución de la riqueza a la mercantilización de la pobreza. La patronal ha encontrado una nueva fuente de negocio a través del desvío de dinero público hacia sus bienintencionados bolsillos, y además han conseguido coartada ideológica: el sistema funciona bien, y los pequeños desajustes se solucionan gracias a los generosos recursos que las administraciones destinan a fines sociales. Quien a pesar de esto se encuentra en la pobreza y la exclusión es por su propia voluntad. Y además, le quitan armas a los ya indefensos… ¿con qué legitimidad vas a rebelarte contra quien te ayuda?

Los políticos logran así esconder la pobreza, la burguesía encuentra una nueva fuente de ingresos y apuntilla los mecanismos de control social, y miles y miles de jóvenes con titulación universitaria que no tendrían más futuro que el paro o el Burger King encuentran algo más acorde a su estatus, ya que si bien seguramente sea un empleo precario y mal pagado, es un trabajo relativamente cómodo y socialmente prestigioso. No pretendemos culpar al conjunto de los trabajadores del sector de la intervención social del funcionamiento del sistema, pero tampoco podemos olvidar que Hitler no mató con sus propias manos a seis millones de judíos: muchos millones de informes asépticos se tuvieron que escribir para ejecutar el Holocausto.

Fuente: Periódico Diagonal

Y que dejen de preguntarme por qué no acabo la carrera…

 

Working as MOCHILA(wo)MAN

Hará aproximadamente un mes que envié un correo en respuesta a un anuncio de trabajo en loquo.com a una empresa que se dedica a poner jovencitos y jovencitas a dar vueltas por los conciertos, con una mochila de 18 kg de cerveza a la espalda, al más puro estilo DuffMan.

Se pusieron en contacto conmigo para los conciertos de U2 que se hicieron  en Barcelona el martes y el jueves pasado, y como no tengo más que 20 euros en la cartilla del banco (y no guardo mis ahorros bajo el colchón), creí conveniente ir a trabajar y ganar lo poco que pudiese.

Bueno, igual no se parece mucho…

Nos hicieron presentarnos en el Camp Nou a las 16h. Hasta el momento, no me había parado a pensar la cantidad de empleos eventuales que ofrecen este tipo de eventos, pero el volumen de personal esperando para entrar al campo era exageradamente grande.

El trabajo tiene las siguientes características: Te pones un polo azul – o rojo –  y un delantal, acomodas 18kg a tu espalda en una mochila – tipo acampada – especialmente diseñada para llevar un barril de cerveza con manguera y tirador y te atas una riñonera con billetes y monedas en la cintura. Paseas durante horas por el recinto pidiendo a la gente que se deje robar a cambio de un vaso de cerveza (6 euros) y cuántas más cervezas vendas, más dinero ganas. En teoría y según lo que firmamos, teníamos un sueldo base de unos 30 euros en concepto de 4 horas de trabajo más horas extras más vacaciones a lo que había que sumar 14 céntimos por cerveza vendida (Unos 5 euros y medio por barril). Hasta aquí la teoría.

Aunque el concierto empezara a las 20:30 aproximadamente, el primer grupo de mochilamanes y mochilawoman (yo) salimos a dar vueltas a las 17:30 cuando los posibles clientes eran verdaderamente escasos, más teniendo en cuenta que el tirador estaba mal calibrado y salía demasiada espuma – por lo que perdí parte del primer bidón.

Una vez empezó la música todo fue mucho más sencillo, la gente ya había bebido suficiente como para que no le importara tanto pagar 6 euros por un vaso de cerveza  (al fin y al cabo, muchos se habían dejado más de 100 euros en la entrada, el concierto no era para tanto [sí,  era espectacular y todo eso, pero por 30 euros. Por 100 euros exijo cunilingus por parte de todos los miembros del grupo para poder afirmar que valió la pena]) y estaban contentos. Tanto que debí sacarme unos 15 euros en propinas (entre borrachos, babosos, guiris, grupis y guiris borrachos y babosos).

Acabé destrozadísima.

Pero el jueves volví. Eso sí, me duele todo, nada de salir tan pronto, salí en el último grupo (20:30).

Cuando empieza tu segundo día de trabajo piensas que todo irá mejor, porque ya tienes algo de experiencia, y has aprendido a gestionar positivamente según qué conflictos y problemas. Sin embargo, si eres yo, todo esto se va a la mierda porque seguramente tengas la fortuna de llevarte la peor mochila de todas, esa que se estropea, la arreglan, y se vuelve a estropar. Esa que después de 20 minutos de dar vueltas sin ninguna venta y cuando por fin consigues que alguien acceda a comprarte cerveza, hace “FFFFFFFF” y te llena todo el vaso de espuma. O la mitad del vaso. O no sale más que un débil chorrillo que tarda más de 5 minutos en llenar un triste vaso de 6 euros. Perdí las primeras horas de trabajo en el técnico de mochilas, me sentía como en el ambulatorio de mi barrio. Estás jodido, vas, te esperas mucho rato, al final te llaman, te atienden y te “arreglan” (o te recetan drogas para que “te arregles”), sales, pero luego vuelves a sentirte mal. Les pedí por favor que no me engañaran, que si no tenía solución me lo dijeran, que no me dejaran crearme esperanzas sobre la supervivencia de la mochila.  Finalmente parece que el tratamiento dio sus frutos y (2 horas más tarde casi de la hora pactada) empecé a ganar dinero.

La gran sorpresa me la llevé en el momento de cobrar. ¿Recordáis las condiciones que os he descrito antes?

Bien pues, resulta que no, que no, que no. Que lo del sueldo base es una especie de mínimo de ventas (pese a que los conceptos quedaran bien explicados en la nómina). Es decir, que era todo una puta estafa. Que nuestro sueldo dependía únicamente de las ventas (esos 14 céntimos por cerveza vendida a 6 euros) y lo del contrato y la nómina no es más que una fachada para ser aparentemente legales. Y no se trata de un tema de legalidad, se trata de que nos engañaron.

Así que, según los cálculos aproximados que yo había hecho habría tenido que cobrar:

x= Día 1 (sueldo base + comisión[5,5 x barril (+ 6,5 por más de 6 barriles vendidos]+ propinas) + Día 2 (sueldo base + comisión [5,5 x barril] + propinas)

x= Día 1 (30 + [5’5 x 7 (+6,5)] + 14) + Día 2 (30 + [5,5 x 6] + 10)

x= Día 1 (30 + 45 + 14) + Día 2 (30 + 33 + 10)

x= Día 1 (89)+ Día 2 (73)

x= 162 euros.

Cifra que se aleja bastante de lo realmente percibido, 119,5 (propinas incluidas).

* A ver si ahora se entienden mejor los cálculos…

Pues eso,

kk.

Becas-Salario para universitarixs

He estado leyendo sobre esto de las becas-salario que se dice se va a aprobar hoy.

El Periódico:

El Gobierno anunció ayer que mañana, viernes, dará vía libre a la creación de las becas salario dirigidas a los estudiantes universitarios de grado (los títulos que sustituyen a licenciaturas y diplomaturas), que podrán solicitarse para el próximo curso.

Así lo avanzó el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, sobre el que recaen las competencias universitarias desde la última remodelación ministerial, en el Congreso. La particularidad de esas ayudas, que para el curso 2009-2010 ascenderán a 2.800 euros, un 12% más que la beca compensatoria a la que vienen a sustituir, reside en que “se quiere subir gradualmente su cuantía hasta llegar al nivel del salario mínimo interprofesional (actualmente de 624 euros al mes) antes del 2015”, según fuentes ministeriales.

La nueva beca salario pretende compensar “la ausencia de ingresos por la dedicación plena a los estudios universitarios”. Se trata de reducir el número de estudiantes que ven afectado su rendimiento académico por la necesidad de compaginar el estudio con un trabajo.

En su primera comparecencia como ministro ante la Comisión de Educación del Congreso, Gabilondo se refirió a la necesidad de que la política de becas registre “un aumento sostenido de su financiación, para llegar, en el horizonte del 2015, a un gasto del 0,2% del PIB”. Eso significaría duplicar en ese periodo de tiempo el dinero que se invierte en ese capítulo.

NUEVO MODELO:  El ministro, que dejó la presidencia de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) en marzo, cuando accedió al cargo gubernamental, calificó de “absolutamente necesario avanzar” en el proyecto de crear un nuevo modelo de financiación de las universidades, que se propone presentar antes de que acabe el año. La propuesta tendrá que consensuarse entre las comunidades autónomas, las universidades y la Administración General del Estado.

Y me da por analizar la noticia y me lleno de preguntas que no me he tomado la molestia de responderme.  ¿Qué características tendrán esas becas? ¿Bajo qué condiciones? ¿2.000 y pico euros, un salario? ¿Quién va a poner ese dinero? ¿A quién se le va a dar? ¿Va a incentivar la universidad pública o la universidad privada?

Acabo de leer (ahora mismo, después de escribir lo de arriba) lo que escriben en EL blog de Especial Bolonya:

Els anuncis del Ministeri contradiuen els anàlisis i previsions del moviment estudiantil? Quan el Gabilondo i la Palmada anuncien un increment substancial de beques (s’ha de veure encara com es concreten aquestes bones voluntats) cal tenir molta cura amb quins criteris es fan servir per a la concesió d’aquestes beques, si es tracta de beques enteses com a mesures incentivadores del teixit universitari públic o per a la subvenció fraudulenta de la privada sota el fals argument de la “llibertat de triar” , model molt conegut ja a l’àmbit de l’ensenyament secundari per justificar el “xec escolar” i la “concertada”.

(Aquí l’article sencer)

Parece ser que ellos están igual que yo, a las expectativas,  sólo que utilizan un vocabulario mucho más bonito que el que yo estoy usando.

Pero volviendo a mis preguntas de antes (y me mantengo después de haber leído el Especial Bolonya), me he dado cuenta de que me da igual.

Bolonia es una mierda y pretende, no sólo la privatización (o mercantilización, o lo que sea) de la universidad,  si no que también perfecciona los métodos mediante los cuales, papá estado y mamá libremercado  consiguen atontarnos, mecanizarnos, controlarnos e integrarnos dentro de su lógica. Y dentro de la lógica actual del mercado, Bolonia es un cambio necesario. Se necesita gente atontada, que no se queje, sustituible por cualquier otra persona que esté dispuesta a aceptar las condiciones de turno, manejable, flexible, que se subordine de manera absoluta a su empresa, que no piense, que ejecute.

Sin embargo, estos métodos se van a seguir perfeccionando, al margen de  empresas, multinacionales e intereses económicos.  A papá estado también le va muy bien que la gente no se queje, así todo el tinglado puede seguir funcionando y “avanzar”, sin el más mínimo conflicto social (O eso esperan). Sin embargo, con la intervención directa de las empresas en la universidad, el amoldamiento de los estudiantes a toda esa lógica será antes y más profundo puesto que irán ligadas a los conocimientos que hayan adquirido.

Bolonia no es nueva, es simplemente un paso más adelante, ya sabemos como van estas cosas que crean conflicto, nos la meten poquito a poco para irnos lubricando hasta que el músculo cede y nos la meten hasta el fondo. También valdría el cuento de la rana en la cazuela:

Si a una rana se la pone en una olla, sobre un fuego intenso, buscará saltar y escaparse, mientras que si la ponemos en una olla en agua a temperatura ambiente, y no la asustamos, se queda tranquila. Cuando se va aumentando la intensidad del fuego, la rana quedará cada vez más aturdida y finalmente no estará en condiciones de salir de la olla.

No voy a defender a la universidad pública, como bien he dicho, papá estado saca su parte de todo esto y le interesa y si lo pudiera hacer sin tener que contar con las empresas lo haría, pero no en un mundo en el que mandan los intereses económicos de unos pocos que utilizan a sus marionetas políticas para hacer y deshacer a su gusto.

Bolonia es una mierda, pero la universidad pública también, y tal y como lo veo, éste es el único camino hacia el que puede ir, o al menos el único camino por el que nos van a llevar.

Lo que hagamos nosotros es otro tema, pero el discurso mayoritario no deja de ser una gasesosa a medio agitar que saca un poco de espuma, pero que no explota, que parece que no comprende la globalidad, el conjunto de todas las medidas, hacia donde nos llevan y qué intereses hay depositados en ello y dónde está la raíz de todo. Así que poco vamos a hacer. Y por eso he dejado de plantearme las respuestas a las preguntas que me hacía.

Y sí, digo esto delante del ordenador, tumbada en la cama y bla bla bla, pero es mi blog y digo lo que me peta.

El Televisor

¡Gran invento, sí señor!

Las discusiones sobre este aparatejo y su conveniencia son de sobras conocidas por todos.

Es, quizás, la mayor herramienta de la que se valen estados y corporaciones para influir y controlar a la societé.  No es un electodoméstico más, ha conseguido establecerse en una posición privilegiada en muchos hogares. Tan privilegiada, que dirige la vida de muchas personas. Te dice lo que tienes que hacer, lo que tienes que comprar (básicamente es esto lo que tienes que hacer), lo que tienes que opinar, cómo debes ser…

Es bonito que se preocupen tanto por tí e intenten orientarte hacia lo que más te conviene, lo hacen por tu bien, no sé de qué se queja tanto la gente… 😉

Yo veo la tele. Es un buen método para evadirse de la realidad, tan legítimo como leer libros, escuchar música, jugar a videojuegos, darse una vuelta por la playa o lo que sea que haga la gente.. hay gente que se evade de la realidad yendo de compras.. ¡o mejor! haciendo ver que van de compras (entras en la tienda, das cuatro vueltas, te pones un par de modelitos encima, frente al espejo, te quejas de que te hace el culo gordo y te largas).

Porque siendo todo tan asqueroso ahí fuera, a veces está bien dejar la mente en blanco (Y la meditación y el “om” y el yin y el yan y el karma y todo eso es demasiado complicado, ocupa demasiado tiempo y requiere de paciencia, concentración y esfuerzo).

Y sí, aborrega, es una mierda, la gente se atonta, se lo cree todo y le hace caso como si fuera su propio cerebro. ¿Y qué? Hay mucha gente que busca el aborregamiento, hay mucha gente a la que le interesa más estar aborregada (Y obviamente, hay muchos interesados en que esto suceda) y si encima le pides a la gente – que tiene una vida de mierda (quizás porque quieren) – que no la vea porque es mala (Obviamente también se lo dices por su bien), pues es normal que no te hagan caso.

La televisión manipula sí, pero nosotros nos dejamos manipular, quizás conscientemente.

No considero que la televisión sea un gran problema mientras seas consciente de qué va todo el tinglado. De hecho, tampoco creo que sea un problema si no eres consciente de ello.  ¿Qué más da?

Y todo este rollo porque  me hacía gracia colgar el video y no quería limitarme a enlazarlo y me había propuesto escribir algo hoy.

El vídeo lo vi el otro día en “TeleMonegal” y hoy lo he buscado en el yiutuv, pertenece a la película “El Televisor” de  Chicho Ibañez Serrador.

Un artículo muy FEO

Esto era una especie de guión improvisado para ordenar los hechos y poder escribir el artículo, pero me da una pereza enorme, y al fin y al cabo, lo que pondría serían florituras por lo que no me ceñiría a los hechos y seguro que me iba por otros derroteros si empezara a dar detalles para hacer un artículo bonito.

Lo que ha pasado no es bonito.

Es feo.

Como este artículo.

Me he subido al tren y he visto a una pareja extranjera (¿rumanxs?) sentados en la escalera. La chica tenía los ojos rojos y se tapaba la cara y el tipo la hablaba de manera muy agresiva.

No me ha gustado la situación y he decidido quedarme ahí y controlar un poco..

He atado la bici, me he sentado en el pasillo y he sacado el libro mientras no dejaba de mirarles de manera disimulada.

La conversación entre la pareja se ha tornado más violenta. La chica ha empezado a contestarle entre lloros y el tipo seguía gritándole.

El tipo la ha cogido del cuello.

He tirado el libro, me he levantado y le he gritado (o primero le he gritado, no sé..)

He ido hacia él, la chica ha venido corriendo y se ha puesto detrás de mí.

La chica ha empezado a gritar ¡policía! ¡policía! ¡llama!.

La gente se ha levantado del asiento y se ha puesto a mirar

El tipo intentaba acercarse a la chica. Yo, en medio, le apartaba de ella (y de mí)

Mientras, ella, le gritaba y lloraba.

Un chico-majo me ha dicho que tenía que haber un botón de emergencias, lo he buscado había una palanca, pero no llegaba a darle y el tipo intentaba acercarse a la chica.

El chico-majo se ha dado cuenta, ha bajado las escaleras y ha ido a mirar. La palanca no era. Se ha puesto a buscar el botón y no lo ha encontrado. Se ha sumado a mí y se ha quedado ahí conteniendo al tipo.

Así un rato.

La chica ha salido a fumarse un cigarro entre vagón y vagón

El tipo me ha dicho “Ella loca”

Le he mirado con desprecio y he ido con la chica. El chico-majo se ha quedado con él.

Le he dicho que bajara conmigo en la siguiente estación, pero no sé si me ha entendido. A veces soltaba alguna palabra italiana, pero la conversación era casi imposible. Al final me ha dicho algo que he interpretado como “si se vuelve a poner así, voy a la policía, tranquila”.

La he dejado tranquilizándose y he vuelto al vagón.

El tipo ha empezado a contarme que tenían que ir a nosedónde y ella no quería – o algo así he entendido.

He empezado a rabiarle – no creo que me haya entendido – Le he dicho que me importaba una mierda lo que le pasara, que el tema era que yo había visto cómo la agarraba del cuello y eso era lo que importaba. Y punto.

El chico-majo le repetía lo mismo

Hemos bajado en Sants y la situación seguía igual.

Finalmente la chica me ha dicho que él ya estaba tranquilo y me ha repetido que si tenía algún problema, llamaría a la policía.

Chico-majo y yo, les hemos seguido la pista un rato, hemos hablado un poco y nos hemos separado (lástima, me ha caído bien..)

Reflexiones entorno a esto:

Otro día..

Curso de Formación en Konecta – 110 personas a la puta calle

Tal y cómo está el sistema laboral y la economía no es raro encontrarse con casos como éste. Según tengo entendido las empresas cobran subvenciones por impartir cursos de formación a sus trabajadores. Habrá que informarse, a ver qué cojones pasa aquí….

(Extraído de Foro Internautas, y ALasBarricadas las faltas de ortografía no son cosa mía :P)

Konecta, empresa de telemarketing, hace formaciones de las que despide a mas de 100 personas

Uno de los empleos que mas se repetia en infojobs en el último mes era el de teleoperador/a de la Campaña de la Renta. Tras dos entrevistas, nos informan de que nos han seleccionado y haremos una formación de tres días. El horario es el mismo que el del futuro trabajo, 6 horas diarias de mañana o de tardes. Desde la entrevista nos han advertido de que la formación es un proceso de selección por lo que habra un examen el último día.

Es algo surrealista que haya tantas pruebas para ser teleoperadora, pero las cosas estan como estan y aceptas el trabajo. La sorpresa viene luego, a una coordinadora se le escapan estos datos. La previsión es hacerle la formación a 320 personas y contratar a 210 personas, por lo que con una simple resta nos damos cuenta que sobran mas de cien personas! Además en cuanto el flujo de llamadas descienda se va a ir despidiendo gente. Todo esto es gracioso teniendo en cuenta que estos tres días de formación no se pagan hasta un mes y medio después. El contrato es por obra y servicio, así que no hay problema en despedir a alguien de un día para otro.

Tras hacer el examen, nos comunican a unas 10 personas de un grupo de 30 que hemos aprobado el examen pero que quedamos en reserva. Una forma amable de decirnos, os vais a la p. calle y no cobrais estas 18 horas de “formación”. Este es el modo de funcionar de Konecta y de las principales empresas de Telemarketing. Como denunciar luego si nada esta escrito? Como alzar un poco la voz si automaticamente te echan? La crisis y las colas del paro acechan y son la mejor manera de conseguir la obediencia ciega y la sumisión. Esto sumado a las maravillosas reformas laborales que arrastramos de los últimos años… que gran negocio este del telemarketing!

Konecta es una empresa multinacional de unos 12mil empleados y que esta en España, Portugal, Marruecos, Argentina, Chile e Inglaterra. Sin indagar mucho en internet se encuentran quejas y comentarios de gente cabreada de España, Chile y Argentina. Pero todos son caoticos y sin conexión, como coordinar esto si para practicamente todo el mundo se trata de un trabajo temporal? Y para aquellxs que este no sea un trabajo solo de unos meses, el miedo al despido es siempre demasiado grande.

Seguiremos informando.