[Especial] Vacaciones improvisadas (IV.Granada, Jornada 3)

Salimos de casa del chico del shawarma y caminamos durante más de una hora hasta el Parque Fuente Nueva e hicimos un picnic, pues todavía nos quedaba muchísimo pan reciclado (se me olvidó comentar que el primer día nos cruzamos 3 veces con un chico que, la última vez, nos regaló una bolsa /saco de pan recién reciclado).

Josemi Palomitas nos había estado llamando tanto el día anterior como esa mañana, quizás de un modo obsesivo diría yo… Quedamos en vernos un rato porque teníamos pensado dar un paseo por el bosque de la Alhambra hasta que se hiciera de noche y poder subir al mirador de San Nicolás, en el Albaicín a ver el brutal escenario iluminado que se ponía ante el espectador. Josemi se apuntó.

Llovía y mis zapatillas estaban rotas. Estaba cansada y rara y la visita a esos sitios me alteró un poco y entre eso, que Carqui estaba cansada y se pone insoportable (o más insoportable de lo normal :P) y que Josemi Palomitas parecía que hasta tenía intención de salir con nosotras de fiesta, fue una tarde algo tensa… Finalmente conseguimos librarnos de Josemi, quien nos invitó a pasar la noche en su casa si no nos salía plan.

Estábamos cansadas pero me empeñé en salir de fiesta. Carqui quiso ir al “Enano Rojo” y me pareció bien porque pensé que si el bar se llamaba así, el dueño tenía que ser buen tipo y el bar estaría de puta madre…

No sé cómo sería el dueño, pero el camarero estaba tremendo y tenía una sonrisilla que me ponía mala.. Joder con el camarero.. No sé qué me pasó (bueno, sí, que andaba cachonda perdida) que tuve un momento lapsus que me ha dado una idea sobre cómo ligar con camareros en caso de interés. Supongo que será una técnica que utiliza la gente normal, pero yo la he descubierto ahora de pura casualidad. No es para tanto. Le pedí un tubo de cerveza pero se me fue la olla cuando le miré a los ojos y paso esto:

Yo: Me pones….(pausa no premeditada)

Él: (sonrisilla)

Yo: … un tubo..(risa contenida al darme cuenta de lo que acababa de pasar)

También había por ahí una chica pelirroja con unas tetas que madre mía, así que fue una noche bastante distraida. Además, una pareja que teníamos sentada al lado, nos cambió un porro por 5 euros (no queríamos aceptar pero insistieron) y nos pusimos a hablar y resultaron ser de Barcelona y empezaron a hablarme en catalán lo cuál, de alguna manera, me hizo ilusión.

En fin, la gente fue marchando y como no teníamos alojamiento y a mí me daba miedo ir a casa de Josemi Palomitas (me mandó un sms diciéndome “Dos pájaros en un almendro el pico se estaban dando, yo con pena los miraba, que me recordaban los vesos que tú me dabas” (sí, Vesos..xD) no teníamos prisa por marcharnos.. y el camarero seguía allí y yo estaba que me restregaba por las esquinas. Cuando quedábamos 5 personas en el bar y parecía que ya cerraba, le pedí un último chupito y empezamos a hablar.. se fueron los demás, nos quedamos nosotras con él, nos invitó a 2 rondas más de chupitos y estaba clarisísimo que había rollo. Joder con el cabrón del camarero. Me dijo que no tenía sitio para las dos en su casa, que a ver si nos veíamos otro día y se fue, dejándome chorreando y desconcertada hasta el extremo. No sé cuántos insultos proferí antes de quedarme dormida bajo un árbol en los Jardines del Triunfo, en el “Césped Ornamental – prohibido pisar, estacionarse, blabla”.

Con la borrachera que llevaba, me dormí antes de acabarme de fumar un porro y no estuvo mal, quitando los momentos en que me despertaba y me emparanoiaba con que me habían robado la mochila para descubrir que mientras dormía había rodado tres metros cual si fuera una croqueta y mi mochila seguía en su sitio.



RELATED POSTS:

[Especial] Vacaciones improvisadas (I.Previaje)

[Especial] Vacaciones improvisadas (II. Granada, Jornada 1)

[Especial] Vacaciones improvisadas (III. Granada, Jornada 2)

[Especial] Vacaciones improvisadas (V.Granada/Motril/Granada, Jornada 4)

[Especial] Vacaciones improvisadas (VI. Granada, ÚLTIMO DÍA)

[Especial] Vacaciones improvisadas (Reflexiones)

Cosas de la lengua

Hoy, al salir de trabajar, he sido consciente de algo que me ha dejado un poco inquieta… supongo que es la manía de querer entender todo lo que pasa en el interior de este casco de hueso. No, no voy a ponerme profunda, suficiente tuve con la cancioncita del otro día (es que cuando me baja la regla me pongo sensiblona argh).

Mis padres son de habla castellana, por lo que mi idioma materno es el castellano. Empecé a aprender catalán desde pequeña, aunque en casa hablaran en castellano y me comunico perfectamente (bueno, depende del día, pero eso también me pasa con el castellano…). A los seis o siete años, mi madre empezó a enseñarme inglés con canciones y juegos, lo cual me predispuso para tener facilidad para ese idioma. En el colegio, a los 14 o 15, empecé a estudiar francés, pero no me acuerdo de casi nada y no es un idioma que me gustara… luego en el bachillerato hice latín….Vale. Hasta ahí normal.

También es normal que hablando desde tan pequeña tanto catalán como castellano, mezcle los idiomas a veces a propósito y por freakada (hay palabras o expresiones que me gustan más en catalán y las digo como me da la gana) y otras porque sí. También es normal (aunque no “correcto”, todavía más teniendo en cuenta lo tiquismiquis que soy) que envie smss y mails en los que en una misma frase hay cosas en castellano, catalán e inglés.

Siguiendo con este rollo de la normalidad, también es normal que una misma persona (en este caso: yo) pueda pensar en diferentes idiomas, dependiendo del contexto (alguna vez me he encontrado a mí misma pensando en inglés y he flipado, pero es normal.)

Normal es que cuando estás expuesta a un determinado acento, se te acabe pegando. Hay gente que tiene más facilidad para esto y supongo que, por el momento, puedo considerarme una de esas personas.

Pero, ¿es normal pensar en otro acento? me he pasado toda la tarde hablando en el trabajo con una chica argentina la mar de maja (pero de la que no me acabo de fiar) y me he dado cuenta de que aunque yo le hablaba con acento castellano (con tendencias catalanas, gallegas o vete a saber tú qué depende del día)  pensaba en “argentino”. Y  me salía un acento de puta madre, oye,  pero soy incapaz de mandarle la orden correctamente a las cuerdas vocales. Pensaba: “me podés axudar a poner esto acá” y decía: “me pues ayudar a poner esto acá”. Y así toda la tarde… No sé. a mí me parece raro, he googleado y no he encontrado nada, tampoco he buscado mucho, pero me gustaría saber si a alguna de las personas que lea este artículo, le ha pasado en algún momento.. supongo que sí, pero es que no es una cosa que se te ocurra comentar así porque sí, a no ser que seas una rayada como yo.

No sé, me hago gracia…