[Especial] Vacaciones improvisadas (VI.Granada, ÚLTIMO DÍA)

Pasamos toda la tarde en casa de Pepe, hicimos de comer, echamos la sobremesa e intenté arreglarle un ordenador.

Por la noche, yo quería, nuevamente, salir de fiesta porque estaba algo mejor de mi resfriado y era mi última noche en Granada. Pero Carqui, quién se iba antes que yo (2AM) se empeñó en ir a la Catedral a ver si había guitarrista. No fue así y decidimos fumar un cigarro y tirar para la zona de Elvira pero un chico italiano con pinta de jipi, rastas, majete, nos pidió fuego y se nos acopló. Nos lo llevamos de fiesta.. yo quería pasar por el Enano Rojo (el día anterior al final no lo hicimos) y allí les llevé, pero mi camarero no estaba.. Estuvimos allí hasta la hora en que Carqui tenía que coger el taxi hacia la estación de autobuses y la acompañamos a cogerlo y el italiano siguió de fiesta conmigo. De camino a los locales, nos cruzamos con Sofía y Alexandras, quiénes habían conocido a otra gente y se iban de fiesta a un local y tenían entradas gratis y nos invitaban. Fuimos con ellxs, conocí a la gente nueva, unas chicas de Barcelona, una de Valladolid y creo que un par de vascos. Llevaban un mes dando vueltas con la furgoneta, habían estado en Portugal y la semana que viene venían a Barcelona. Me cayeron bien. Así que fuimos a una discoteca donde, primero un yanki floridiense y luego un sevillano intentaron ligar conmigo. En un momento, vi que dos de las chicas se estaban enrollando y que Sofía se liaba con uno de los que supongo vascos. Yo me puse a hacer el imbécil (bailar) con quién quedara suelto por ahí del grupo y no sé muy bien cómo, el italiano me metió boca y yo, que estaba más salida que yo que sé qué, me desaté. Por poco no follamos en medio de la pista. Pero cuando paramos a comprar un par de cervezas, me dí cuenta de que algo había cambiado allí. No sé cuándo fue exactamente que pensé: pero ésta no se estaba liando con ésa? Y ahora está con éste? Ah, es que ésa está con aquélla ahora.. joder, qué bonito… y no pude resistirme. Me acerqué y pregunté si podía participar y tras un minuto de conversación-presentaciones con una de las chicas de Barcelona, estábamos magreándonos y restregando nuestras lenguas.

Joder! 😀 y a partir de ese momento no sé muy bien lo que pasó.. recuerdo un rato que estaba liándome con esta chica (que tenía un nombre precioso pero no voy a poner porque creo que no es exactamente como yo lo recuerdo) mientras el italiano me chupaba, mordía y besaba cuello, hombros y espalda.. ufff.. no sé tengo flashes de cosas a partir de ahí, pero no recuerdo todo. Salimos del local y parecía que iba a montarse algo interesante cuando me llama el chico que me traía a Barcelona en coche para decirme que ya está llegando. Me parte el alma. Estaba claro que iba a haber una orgía o algo así y en principio estaba invitada y tenía que volver a Barcelona. Encima, casi le arranco los huevos a un subnormal que vino a hablarme y con el que hubo buen rollo hasta que empezó a sobarme y a hacer caso omiso a mis “déjame”.. así que le pegué una patada, el tío se enfadó y empezó a liarla.. la gente me apartó, pero el tío venía a buscarme todo el rato para seguir rabiándome. Se marchaba, volvía.. al final nos fuimos nosotros.. y el chico del coche vino a buscarme.

Mientras le esperaba, con el calentón que llevaba encima, sabiendo que tenía más o menos mi edad y que por teléfono me había parecido un chico majo, me recreé con la idea de que en un viaje de 8-9 horas da tiempo para muchas cosas y que como mínimo, le comía la polla. Mi sorpresa fue cuando me subí al coche y me encontré a un chavalito con las cejas depiladas, tupecillo oxigenado, gorra y pendiente más “neng” imposible. Se me pasaron las ganas… Sin embargo era un tipo muy majo, atento y gracioso y el viaje fue bastante ameno. Me dejó en la misma puerta de mi destino y quedamos en que me llamaría para salir de rave algún día.

RELATED POSTS:

[ [Especial] Vacaciones improvisadas (I.Previaje)

Especial] Vacaciones improvisadas (II. Granada, Jornada 1)

[Especial] Vacaciones improvisadas (III. Granada, Jornada 2)

[Especial] Vacaciones improvisadas (IV. Granada, Jornada 3)

[Especial] Vacaciones improvisadas (V.Granada/Motril/Granada, Jornada 4)

[Especial] Vacaciones improvisadas (Reflexiones)

Anuncios

[Especial] Vacaciones improvisadas (V.Granada/Motril/Granada, Jornada 4)

Despertamos justo antes de que llegara el servicio de mantenimiento del parque a cortar la hierba (que estaba bien mullidita) y organizamos el día.

Locutorio a buscar información sobre cómo llegar a una playa nudista de la que habían hablado a Carqui.

En la estación de autobuses, nos encontramos al señor no fiable, que al parecer, frecuentaba mucho la zona.. Un hombre nos preguntó qué hacíamos con ese y nos dijo “no le hagáis caso que siempre está por aquí mirando qué puede robar” (Radar dRkY rendimiento 100% fiable).

Yo estaba enferma y ya no de manera sexual. Arcadas constantes, sensación de ahogo, sofoco, vómitos, mareos, tos, .. al parecer la noche a la intemperie no me sentó demasiado bien. Cogimos un autobús dirección Motril dónde debíamos hacer transbordo a uno que iba a Torre Nueva y de allí caminar o hacer autostop hasta la playa de la Joya.

El viaje fue horrible y cuando llegamos a Motril no podía con mi vida. Me senté y decidí que iba a tener que vomitar para estar mejor, así que me fumé un cigarro industrial, que con el trancazo que tenía me provocó tos de manera prácticamente inmediata, y la tos dio paso a las arcadas, que aproveché para vomitar en el baño de la estación de autobuses… Dormir en la playa esa noche no era una opción contemplable para mí.. prefería pasar a comprar un machete y dormir en casa de Josemi Palomitas y tampoco tenía el cuerpo como para coger otro autobús hasta Torre Nueva…

Paseamos por Motril.. no me gustó. A simple vista, la gente era mucho más estirada y podía percibir un olor rancio en el aire.. un perfume fascistoide extraño.. no fue más que una sensación, supongo, hasta hace una semana ni siquiera sabía dónde estaba Motril, como para sacar conclusiones sobre las características socio-políticas de la población. Coño, qué pedante soy, me cago en dios…

Estuvimos en la playa un par de horas y a causa de mi estado de salud, decidimos volver a Granada… Además, por mal que estuviera, quería volver a ver al camarero del bar.

Antes de pasar por el Enano Rojo, decidimos ir a una tetería y me pegué dos chutes de infusión contra resfriados. Teníamos a una gente enfrente a quiénes preguntamos si les importaba que apagáramos el ventilador. Y empezamos a hablar. Nos informaron de que había una actuación de un grupo de gitanos en un local escondido en un callejón y quedamos en que seguramente iríamos. Ecuatorianos, blanquitos: Sofía, pelirroja, pelo corto, guapa y simpática. Alexandras moreno, pelo largo o con rastas, no sé, gafas, no diría que guapo, pero con encanto, simpático, pero introvertido.

Pasamos la noche a la salida del local donde supuestamente tocaba el grupo de gitanos, que según dijeron Sofia y Carqui, estaban poniéndose a tono con unas copitas. Acabamos siendo un grupo de 7 personas o así, porque fue sumándose gente. Intentamos encontrar un local abierto pero a las 4 de la mañana de un jueves, sin querer pagar entrada, estaba jodido el tema. Decidimos dormir en la estación de autobuses porque llovía y Ángel, un chico de León muy majo con furgoneta, nos acercó hasta allí y nos dijo que nos dejaría sitio en su furgoneta, pero que no cabíamos porque la cama superior estaba rota. Joder, creo que también me lo hubiera follado.

Cuando llegamos a la estación de autobuses nos abordó una mujer llorosa y nos pidió dinero para coger un taxi. “Ya estamos” – pensé. Nos explicó que su novio le había echado de casa, que había llamado a un amigo que siempre la ayudaba para que viniera a buscarla pero se había quedado sin batería y no podía contactar con él y no sabía si iba a llegar o no. Carqui la abrazó, se desahogó un rato y aparecíó su amigo con el coche. Ayudamos a cargar las cosas en el coche, hablamos con los dos, intercambiamos números y nos despedimos. Entonces el hombre se dió cuenta de que íbamos a dormir en la estación y nos dijo que fuéramos a su casa. Aceptamos. Tuvimos que parar en la “zona chunga” de Granada para que la mujer comprara su dosis de “platita” por 6 euros. Tardó mucho, así que Pepe, el hombre, me contó toda su vida. Había vivido muchos años en Barcelona, trabajando para el Ministerio de Cultura y le hacía gracia hablar conmigo. Yo no podía con mi alma (recordemos mi trancazo) y aún así, me quedé horas y horas hablando con los dos (Carqui se fue a dormir) sobre drogas, sexo y no sé cuántas cosas más. Cuando vi que molestaba, a las 8 de la mañana o así, me fui a dormir.. ¡Cama!

RELATED POSTS:

[Especial] Vacaciones improvisadas (I.Previaje)

[Especial] Vacaciones improvisadas (II. Granada, Jornada 1)

[Especial] Vacaciones improvisadas (III. Granada, Jornada 2)

[Especial] Vacaciones improvisadas (IV. Granada, Jornada 3)

[Especial] Vacaciones improvisadas (VI. Granada, ÚLTIMO DÍA)

[Especial] Vacaciones improvisadas (Reflexiones)

[Especial] Vacaciones improvisadas (II. Granada, Jornada 1)

Como esa noche no tuvo alojamiento, mi amiga durmió en el baño de la estación de autobuses y por la mañana, mientras me esperaba, conoció a un tipo de aspecto y acento extranjero, que no me inspiraba ninguna confianza, junto a quien la encontré al bajar del autobús. El hombre nos acompañó (aunque no hacía falta, yo recordaba el camino) hasta el centro y pasamos la tarde en los Jardines del Triunfo haciendo el jipi, comiendo, tomando el sol, hablando, leyendo…

Más tarde, cuando el hombre no fiable se despidió de nosotras (Carqui quedó en llamarle para ver si podía alojarnos), un señor se sentó en un banco a mirarnos. Era agobiante, me estaba poniendo nerviosa y al final, en un ataque de chulería, Carqui le preguntó si quería unas palomitas para acompañar. Error. Fue la excusa perfecta para que se acercara y nos diera conversación.

Josemi PalomitasJosemi Palomitas era buen hombre, pero estaba un poco loco, afectado. Es lo que tiene mezclar psicofármacos con alcohol y porros… nos contó su vida y nos invitó a pasar la noche en su casa, en un pueblo a 30 min en bicicleta, dónde su familia tenía unos caballos y no sé cuantas cosas más… intercambiamos números de teléfono y después de unas cuantas horas con él, se despidió de nosotras.

El resto del día fue normal, hicimos el guiri por la calle Elvira y el Albaicín y cuando ya pensábamos en ir a dormir a casa de Josemi Palomitas, unos amigos de unos amigos de Carqui llamaron para decirnos que podíamos alojarnos en su casa. Perfecto. Cargadas con las mochilas, nos disponemos a ir caminando al barrio de la Chana, a una distancia considerable de dónde nos encontrábamos. Al preguntar a una familia la manera más sencilla de llegar hasta allí, nos indicaron el camino para, un minuto después, venir tras nosotras y ofrecerse a llevarnos. Olé! Qué grandes! 😀

RELATED POSTS:

[Especial] Vacaciones improvisadas (I.Previaje)

[Especial] Vacaciones improvisadas (III. Granada, Jornada 2)

[Especial] Vacaciones improvisadas (IV. Granada, Jornada 3)

[Especial] Vacaciones improvisadas (V.Granada/Motril/Granada, Jornada 4)

[Especial] Vacaciones improvisadas (VI. Granada, ÚLTIMO DÍA)

[Especial] Vacaciones improvisadas (Reflexiones)