[Especial] Vacaciones improvisadas (V.Granada/Motril/Granada, Jornada 4)

Despertamos justo antes de que llegara el servicio de mantenimiento del parque a cortar la hierba (que estaba bien mullidita) y organizamos el día.

Locutorio a buscar información sobre cómo llegar a una playa nudista de la que habían hablado a Carqui.

En la estación de autobuses, nos encontramos al señor no fiable, que al parecer, frecuentaba mucho la zona.. Un hombre nos preguntó qué hacíamos con ese y nos dijo “no le hagáis caso que siempre está por aquí mirando qué puede robar” (Radar dRkY rendimiento 100% fiable).

Yo estaba enferma y ya no de manera sexual. Arcadas constantes, sensación de ahogo, sofoco, vómitos, mareos, tos, .. al parecer la noche a la intemperie no me sentó demasiado bien. Cogimos un autobús dirección Motril dónde debíamos hacer transbordo a uno que iba a Torre Nueva y de allí caminar o hacer autostop hasta la playa de la Joya.

El viaje fue horrible y cuando llegamos a Motril no podía con mi vida. Me senté y decidí que iba a tener que vomitar para estar mejor, así que me fumé un cigarro industrial, que con el trancazo que tenía me provocó tos de manera prácticamente inmediata, y la tos dio paso a las arcadas, que aproveché para vomitar en el baño de la estación de autobuses… Dormir en la playa esa noche no era una opción contemplable para mí.. prefería pasar a comprar un machete y dormir en casa de Josemi Palomitas y tampoco tenía el cuerpo como para coger otro autobús hasta Torre Nueva…

Paseamos por Motril.. no me gustó. A simple vista, la gente era mucho más estirada y podía percibir un olor rancio en el aire.. un perfume fascistoide extraño.. no fue más que una sensación, supongo, hasta hace una semana ni siquiera sabía dónde estaba Motril, como para sacar conclusiones sobre las características socio-políticas de la población. Coño, qué pedante soy, me cago en dios…

Estuvimos en la playa un par de horas y a causa de mi estado de salud, decidimos volver a Granada… Además, por mal que estuviera, quería volver a ver al camarero del bar.

Antes de pasar por el Enano Rojo, decidimos ir a una tetería y me pegué dos chutes de infusión contra resfriados. Teníamos a una gente enfrente a quiénes preguntamos si les importaba que apagáramos el ventilador. Y empezamos a hablar. Nos informaron de que había una actuación de un grupo de gitanos en un local escondido en un callejón y quedamos en que seguramente iríamos. Ecuatorianos, blanquitos: Sofía, pelirroja, pelo corto, guapa y simpática. Alexandras moreno, pelo largo o con rastas, no sé, gafas, no diría que guapo, pero con encanto, simpático, pero introvertido.

Pasamos la noche a la salida del local donde supuestamente tocaba el grupo de gitanos, que según dijeron Sofia y Carqui, estaban poniéndose a tono con unas copitas. Acabamos siendo un grupo de 7 personas o así, porque fue sumándose gente. Intentamos encontrar un local abierto pero a las 4 de la mañana de un jueves, sin querer pagar entrada, estaba jodido el tema. Decidimos dormir en la estación de autobuses porque llovía y Ángel, un chico de León muy majo con furgoneta, nos acercó hasta allí y nos dijo que nos dejaría sitio en su furgoneta, pero que no cabíamos porque la cama superior estaba rota. Joder, creo que también me lo hubiera follado.

Cuando llegamos a la estación de autobuses nos abordó una mujer llorosa y nos pidió dinero para coger un taxi. “Ya estamos” – pensé. Nos explicó que su novio le había echado de casa, que había llamado a un amigo que siempre la ayudaba para que viniera a buscarla pero se había quedado sin batería y no podía contactar con él y no sabía si iba a llegar o no. Carqui la abrazó, se desahogó un rato y aparecíó su amigo con el coche. Ayudamos a cargar las cosas en el coche, hablamos con los dos, intercambiamos números y nos despedimos. Entonces el hombre se dió cuenta de que íbamos a dormir en la estación y nos dijo que fuéramos a su casa. Aceptamos. Tuvimos que parar en la “zona chunga” de Granada para que la mujer comprara su dosis de “platita” por 6 euros. Tardó mucho, así que Pepe, el hombre, me contó toda su vida. Había vivido muchos años en Barcelona, trabajando para el Ministerio de Cultura y le hacía gracia hablar conmigo. Yo no podía con mi alma (recordemos mi trancazo) y aún así, me quedé horas y horas hablando con los dos (Carqui se fue a dormir) sobre drogas, sexo y no sé cuántas cosas más. Cuando vi que molestaba, a las 8 de la mañana o así, me fui a dormir.. ¡Cama!

RELATED POSTS:

[Especial] Vacaciones improvisadas (I.Previaje)

[Especial] Vacaciones improvisadas (II. Granada, Jornada 1)

[Especial] Vacaciones improvisadas (III. Granada, Jornada 2)

[Especial] Vacaciones improvisadas (IV. Granada, Jornada 3)

[Especial] Vacaciones improvisadas (VI. Granada, ÚLTIMO DÍA)

[Especial] Vacaciones improvisadas (Reflexiones)

Anuncios

Los tesoritos de mi abuelo

Mi abuelo está bastante jodido. El mismo día del entierro de su mujer, lo ingresaron en un hospital en Barcelona y desde entonces anda rulando de hospital en hospital. Ahora está en un hospital en su pueblo y para poder cuidarle, mis padres se han ido a vivir allí. Este fin de semana pasado, lo pasé en la casa esta y he encontrado alguna que otra cosa digna de mostrar:

Botella F. E de las JONS PRESENTE - Retrato de Primo de Rivera. Busto de plata de Paquito. Botella F.E.T y de las JONS PRESENTE - Retrato de Paquito.

Calendario FRANCISCO FRANCO Caudillo de España por la Gracia de Dios (Maldita la gracia...)

Mismo calendario. Observen la fecha.. 1991 y lo que parece una especie de reprimenda del general. "No se os puede dejar solos".

LO MEJOR PARA EL FINAL. La gente guarda cosas en los sitios más insospechados... o en aquellos lugares que por ser típicamente sospechosos, descartas por obvio.