La palabra "interactuar" no está en el diccionario

Aviso
La palabra interactuar no está en el Diccionario

(Diccionario RAE)

Pues eso, me he encontrado con que el corrector ortográfico del OpenOffice no reconocía la palabra “interactúan”, he buscado en internet (yo estaba segura de que se escribía con tilde, pero nunca se sabe…) y resulta que la palabra no existe. Según leo en el blog de Bruno Unna:

Las cosas no interactuan:

¡Sorpresa!

Hoy he aprendido que no existe la palabra «interactuar». Lo simpático del asunto es que inclusive me atreví a corregir a alguien porque usó el término «interaccionar». Luego fuimos a la RAE y tuve que comerme mis palabras.

Qué cosas…

Pues… de acuerdo con la Real Academia Española de la lengua, la palabra «interactuar» simplemente no existe. La palabra correcta es «interaccionar».

Hay que joderse con la RAE. Una cosa es normalizar el lenguaje para que más o menos nos entendamos todos mejor (con todas las trampas léxicas, y tonterías ortográficas que ello representa) y la otra es eliminar del diccionario una palabra tan extendida… (según leo en uno de los comentarios, la dejaron fuera). Se supone que estos personajes no se inventan el idioma, si no que estudian el uso que se hace de él y lo estandarizan.

No es que me mosquee, pero me deja un poco a cuadros.

A parte de eso, la palabra “interactuar” es más bonita que “interaccionar” y si me pongo a pensar en plan pedante-insoportable-lingüista, creo que incluso es más apropiada, al fin y al cabo este verbo se utiliza, básicamente, para indicar que una persona se “relaciona activamente” con algo o alguien.. La gente no se acciona, se accionan las máquinas, la gente actua. Y, mientras de alguna manera, al decir “interactuar” estás dándole un papel activ0, recíproco, a aquello con lo que “interactuas”, el verbo “interaccionar” me da más sensación de jerarquía, de “acción sobre algo” más que de “acción con algo”.

Ya está..

Mundo en Coma (Copy&Paste)

Un texto que encontré curioseando (y que ya había leído porque quien lo colgó, me lo había pasado) y que me parece majo, muy típico-tópico, pero majo:

– Pero, ¿Porqué no te detienes un momento…? está justo aquí, ante ti.
Formando un balanceo de sonrisas, un soplido en la nuca, una caricia en la mejilla…

– Es que no puedo…tengo prisa, no tengo tiempo para esto…

– ¿Acaso tienes que hacer algo más importante que vivir…?

– Pues trabajar, por ejemplo, es lo que más me quita el tiempo.

– ¿No te has planteado que sobrevivir no tiene ningún sentido?

– ¿Qué quieres decir?

– Pues…que ya no te ocupas de vivir. Que con sobrevivir te conformas. Que no luchas por recuperar la vida que debía ser tuya pero la inercia te robó. Y con ella, también se te esfumó el poco sentido común que te dejó la cultura del espectáculo. Te limitas a consumir-te día a día ante el espejo de tus miedos, emborronado por los pedacitos de sueños rotos que ya ni siquiera conservas en tus bolsillos. Te has perdido y ni siquiera luchas por encontrarte, el camino ya carece de sentido, vagabundeas sin pensar. Sin sentir. Sin desear. Te han arrebatado tu odio y tu cariño. Han matado lo mejor de ti. Has muerto y ni siquiera te has enterado. Tu cadáver yace entre centros comerciales y cajeros automáticos. Ya no te queda nada. Tu triste supervivencia (mal llamada vida) se resume a 8 horas de trabajo, y unas cañas en el bar, pagos, compras, conversaciones de ascensor, apariencias…; felicidad superficial, envuelta y empaquetada con un gran lazo que te impide ver el paisaje que se extiende a tu alrededor. Porque detrás del bonito envoltorio existe un mundo agonizando, fuera de tu paraíso material, y de tus comodidades existe pobreza y desigualdad, existe muerte. Incluso tu jodida vida en el fondo es muerte, está causada por la muerte (de todos tus deseos) y desencadena la muerte de seres como tú. O quizá diferentes, pero seres, al fin y al cabo.
Y mientras tanto tu que haces? NADA. Tan solo te queda fingir, como un actor más, finges que vives y todo es más fácil, te engañas a ti mismx, aun sabiendo que tu complicidad contribuye a que todo se siga pudriendo y muriendo, hasta el punto de “No retorno”, en el que ya será demasiado tarde para darte cuenta de que preferías vivir a ser vividx…Realmente te lo has planteado? O estás tan ocupadx? Píénsalo… ¿Vives tu vida o tu vida te vive?

(El mundo agoniza… El tiempo se agota, el buque se está hundiendo irremediablemente. Es más que evidente, colapsaremos de un momento a otro, caeremos en picado. Agárrate fuerte para amortiguar el golpe. Esto solo ha comenzado. Pero tranquilx, no tienes nada que temer… No olvides que ya estás muertx.)